BLOG ZINK

05 Sep Newsletter vs Spam: Claves para que tus campañas no acaben automáticamente en la basura

Que levante la mano quien tenga la bandeja de entrada de correo electrónico llena de correos basura. Sí, todos recibimos infinidad de correos diariamente que directamente eliminamos sin ni siquiera abrirlos. Sin embargo, las newsletters siguen siendo para las empresas un canal esencial de comunicación con sus clientes. La clave está en no “spammear”, aunque no siempre es sencillo conseguirlo…

 

Empecemos por lo básico. La newsletter es una publicación o una serie de publicaciones informativas que se envían periódicamente a través del correo electrónico, a un público que se haya suscrito o bien que haya mostrado interés en la empresa anunciante. Esta técnica sirve principalmente para promocionar las ofertas o los servicios que ofrece la marca, de una manera directa y personalizada.

Actualmente, las newsletters se incluyen en las estrategias de marketing de prácticamente todas las empresas, ya que es una de las herramientas esenciales para llegar al público objetivo. Los beneficios son múltiples:

  • Fidelización de los clientes existentes.
  • Gran índice de conversión.
  • ROI muy rentable.
  • Permite la automatización de las acciones.
  • Posibilita una comunicación bidireccional con los públicos.

La diferencia principal entre spam o newsletter es el carácter personalizado que ofrecen las últimas. De hecho, la personalización y la segmentación son las claves de una óptima campaña de email marketing, como ya explicamos en este artículo. Si hablamos de cifras, la efectividad del spam es de 0 a 0.5%; y la de newslettering es del 15 al 30%. Es decir, si tuviéramos una cartera de 1000 clientes y lanzaremos una buena campaña de email marketing, podríamos llegar a alcanzar a 300 personas. Merece la pena probar, ¿no?

Así pues, la clave es ofrecer a tus contactos solo la información que necesitan para que te sigan leyendo y no pierdan completamente el interés en tus campañas. No vale, por tanto, con enviar correos genéricos a toda tu base de datos. Tienes que conocer a tu público, saber sus intereses, gustos e inquietudes y ofrecerle solo información que pueda ser relevante para él. Solo así conseguirás que tus correos no pierdan interés y acaben en la papelera.

Imagínate que estás suscrito a las newsletters de unos grandes almacenes, eres estudiante universitario y tienes 20 años. Los últimos 3 emails que has recibido de esta empresa son de novedades en juguetes infantiles, ofertas de ropa para niños y una promoción exclusiva para familias numerosas en material escolar. ¡Clinnn! Acaba de llegarte un nuevo correo de estos grandes almacenes, ¿lo abrirías? ¿Qué pasaría, por el contrario, si recibieras emails personalizados con tu nombre y acorde a tus intereses? Promoción especial para estudiantes universitarios, consejos para sobrevivir a un festival de música, discos más vendidos,…

¡No tiene más misterio! Antes de enviar cualquier newsletter ponte en la piel de cada uno de tus contactos y piensa si ese contenido les podría llegar a resultar interesante. Ante la duda, mejor no enviarlo… No puedes caer en la trampa de enviar spam. Por si aún no lo tienes claro, spam significa correo publicitario enviado masivamente, y normalmente no es muy bien recibido ;)

 

Si esta fase ya la tienes superada y quieres dar un paso más, lánzate al Inbound Marketing. El email marketing es precisamente uno de los elementos claves de esta potente herramienta. Si quieres conocer los beneficios del Inbound Marketing, descárgate nuestro ebook:

New Call-to-action

 

Tags: Email Marketing, Newsletter, inbound marketing

Sucríbete a nuestra newsletter!

Mas leídos

Contador de Posts

see all